CRÓNICA DE UN DEBATE ANUNCIADO (PERO QUE NUNCA LLEGA)

O sobre porqué “Esperanza Marchita” o cualquier otro candidato virtual de la Sociedad Civil debería ester en el debate de partidos

 

…Érase una vez los líderes de unos partidos políticos en un país en el que no pasa nada

Así, podría comenzar una crónica periodística del tema, si quisiéramos que al menos hubiera variedad en la redacción, porque la realidad parece no cambiar mucho.

Después de varios días de que se retaran mutuamente a debatir y a menos de un mes de los comicios electorales del 5 de julio, los líderes de los partidos PRI y PAN aún no se ponen de acuerdo para realizar el debate.

Atrás quedaron las voces como la del ex Presidente Fox que en el 2000 insistía “hoy, hoy, hoy” como teniendo prisa por debatir con sus contrincantes. Hoy, los partidos parecen no tener prisa.

Hace unas horas, Beatriz Paredes, Presidenta del PRI anunció que los representantes de ambos partidos se sentarán a negociar hoy en la tarde los términos del debate que se supone un día llegará entre ella y Germán Martínez, líder del PAN.

El que podría quedarse fuera de la fiesta o a debatir sólo con Mariana, la niña que inunda los comerciales del PRD, es Jesús Ortega, Presidente de ese partido que por más que ha querido no ha sido invitado por sus contrapartes que lideran las encuestas rumbo a la elección.

El PAN ha dicho que tal vez para un debate posterior si podría haber otros partidos, y Paredes insiste en que por ella, no hay problema en que esté el PRD, aunque no parece hacer mucho para que eso suceda.

Siendo así, sería mucho soñar que no sólo estuviera el PRD, sino representantes del PSD, Nueva Alianza, Convergencia, el PT, el PVEM, etc.

La verdad es que el PRI y el PAN están actuando de acuerdo a lo que dicta “el librito” en situaciones electorales. Si ellos dos son los que tienen mayor posibilidades de voto, no hay necesidad de arriesgarse a perder parte de ese pastel con alguno de los partidos “chicos” que en una situación así tendrían mucho por ganar y poco por perder.

Lógicamente, un debate, es más importante para quien va abajo, y en esa lógica, el PAN podría estar más interesado que el PRI en que ya se de el intercambio de argumentos, debido que las encuestas muestran que el tricolocor sigue liderando por poco en las preferencias electorales.

No obstante, como varios analistas han señalado en la prensa recientemente, Martínez y el PAN podrían considerar exitosa su campaña, aunque no le ganaran al PRI, tan sólo por el hecho de no perder tantas curules y de que no se esté hablando de la dañadísima economía, sino de otros temas que les convienen más, como la inseguridad.

Respecto a esto último, es probable que en el dichoso debate se toque el tema del narcotráfico y la inseguridad con acusaciones o al menos deslindes mutuos, como ha sucedido en toda la campaña.

Ese tema en particular podría ser crucial no sólo para los comicios legislativos, sino para la elección de Gobernador en estados como Nuevo León, en donde podría tal vez inclinar la balanza hacia un partido o el otro.

Lo que sí sería interesante es ver no sólo a todos los partidos, sino a la Sociedad Civil, representada y participando en ese debate.

Por ejemplo, si se pudiera personificar a la ya famosa “Esperanza Marchita” personaje virtual creado por organizaciones civiles e intelectuales como una forma de canalizar con nombre el voto nulo, sería maravilloso verla debatir y decirle a los partidos en cadena nacional varias verdades a nombre de millones de mexicanos desencantados.

Y es que los ciudadanos sí tenemos prisa por debatir, por hablar, por exigir y que las cosas cambien en nuestro país.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada