LA “BÚRBUJA TRICOLOR”… Y LA REALIDAD

hazsandwich1Lo más triste no es la eliminación de la Selección Mexicana de Futbol Soccer ante Argentina. Lo más triste es volver a la realidad.

Aunque sólo unas cuantas decenas de miles de mexicanos pudieron estar físicamente a Sudáfrica, la cifra de connacionales que en días pasados se habrían encontrado de viaje mental por tierras mundialistas y sueños tricolores, seguramente es de millones.

En lo futbolístico, sin embargo no hubo sorpresas. Desde febrero, el propio Director Técnico del equipo mexicano había sido muy contundente y claro sobre las expectativas del equipo mexicano:

Se genera mucha expectativa… y de repente hay voces ahí que se salen de tono: “Que campeones y tal”; (pero) México es lo que es.”

México fue 15 en Alemania, en Corea, cuando yo lo dirigí, fuimos 11 y cuatro años antes en Francia, 13; y cuatro años antes en EU, 13. México está deambulando entre el 10 y el 15 en los últimos cuatro mundiales. Con lo cual de ahí a dar un salto a los 3 primeros, tiene un abismo

Si la afición no registró u olvidó fácilmente las crudas y sinceras declaraciones de Aguirre, quizás se debió a la maquinaria comercial-televisiva-patriótica, experta en construcción de sueños.

No en vano, el slogan de Televisa, la principal televisora del país y prácticamente dueña de la Selección Mexicana de Futbol, es precisamente ese: “La fábrica de sueños”.

marisoltelevisa El propio Aguirre en Marzo aparecía en las pantallas en un comercial de cerveza Corona, como una de esas voces “que se salen de tono” en sus expectativas y arengaba a la población a soñar:

“Es tiempo de que se enchine la piel y convencernos que sí se puede. Llegó el momento de gritar ¡Vamos! ¡Vamos México!”

En la realidad, ese mismo mes, dos estudiantes universitarios eran asesinados en una balacera entre el Ejército y el crimen organizado, estando aún dentro del mismo campus del Tec de Monterrey, en esa ciudad.

La semana pasada, mientras la afición mexicana “soñaba” con el juego vs. Argentina, el Rector de ese Instituto, Rafael Rangel Sostmann renunciaba a su cargo, tras 25 años de ejercerlo.

aguirrecorona Los datos duros y objetivos de los resultados de la Selección Mexicana fueron: una derrota, un empate y una victoria en fase regular, más otra derrota en Octavos de Final. En goles, cuatro en total, quizás menos que los que los vimos meter a los seleccionados en los anuncios de TV.

aguirretelevisa Cuestionado en mayo sobre la evidente contradicción de criticar a los que crean falsas expectativas y al mismo tiempo salir en comerciales que las generan, Javier Aguirre, Técnico de la Selección, fue brutalmente realista y admitió, a principios de mayo, que lo obligaban a hacerlo:

Te dicen que hagas eso... Me dicen: la camiseta quiere un eslogan; dilo; Televisa quiere un eslogan; dilo. Eso me dicen. Es así. Y si yo me pongo a decir “no, no, no”, (pues) no soy técnico de la Selección. Está clarísimo.”

Tal vez por eso, semanas después, en “sueños”, los mexicanos vimos como el mismo Aguirre salía como vocero de una campaña patriota con la que Televisa parecía reconciliarse con el Presidente Felipe Calderón: “Iniciativa México”.

aguirreiniciativamexico_thumb[1] “El reloj de la historia está sonando de nuevo… Es hora de darle vuelta a nuestra historia. Pasar del México del “sí se puede” al México de “ya se pudo… Es hora de hacer historia, de volver a soñar… y conseguir”, decía Aguirre en el spot.

Y casi, casi línea por línea, el Presidente Calderón repetía: “si se puede, si se pudo” y se deshacía en elogios al equipo mexicano para hacer a los mexicanos… soñar:

“La Selección está mostrando algo que los mexicanos necesitamos ejercer más a menudo”, dijo, “que es carácter, que es determinación, que es una visión resuelta a no darse por vencido, a no dejarse abrumar ni por la fatalidad, ni por la crítica, sino simple y sencillamente poner todo el corazón en lo que hacemos y salir adelante, como ellos lo hicieron”.

En realidad se trataba únicamente de un juego amistoso de preparación contra el equipo de Italia, el cual, como se confirmó en el Mundial, no estaba en su mejor año.

javieraguirre-felipecalderon Pero la “búrbuja tricolor” de los sueños mundialistas estaba ya inflada. Magos, payasos, comediantes, anuncios, sí se puede México, más anuncios, etc.

El mismo día que México inauguró el Mundial de Futbol frente a Sudáfrica, la terca realidad se encargó de mostrar lo superfluo de nuestros sueños: 77 personas asesinadas al estilo del crimen organizado convirtieron ese día en el más violento del sexenio (hasta ahora).

jornadadiaviolento Dos días antes, Televisa (en asociación con Telefónica y Megacable) había sido favorecida como ganadora de la licitación de la red de fibra de óptica de la Comisión Federal de Electricidad. El detalle: su grupo había sido el único postor que el Gobierno había dejado.

El tema quizás fue tratado por “expertos”, pero no generó mayor atención de la opinión pública mexicana tan preocupada porque el futbolista Guillermo Franco no podía concretar sus oportunidades frente al marco.

hazsandwich2 Tampoco pareció haber llamado la atención que el Gobierno subió el precio de las gasolinas, colocando el costo del combustible Premium por arriba del que tiene en otros países, como Estados Unidos.

Los “sueños” mundialistas quizás no permitieron ver con claridad que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) emitió una recomendación al Ejército sobre el delicado caso del asesinato de los niños Martyn y Bryan Almanza, de 9 y 5 años, quienes, según sus padres, habrían fallecido por disparos directos de los soldados.

Y es que un día antes del partido México – Uruguay, un informe oficial reveló, además, que el 95% de estos casos de violencia en el país, ya ni se investigan, por parte de las autoridades. Todos los muertos, son sicarios, o murieron presuntamente a manos de criminales y punto, parece ser la lógica.

hazsandwich3 La “búrbuja tricolor” quizás impidió notar que después de la recomendación de la CNDH hubo un ataque contra la institución encabezado desde lo más alto del Gobierno Mexicano, quien llamó a sus funcionarios a no ser “tontos útiles”, por boca del Secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont

Pues bien, al final la “búrbuja” se rompió. Y no fue el golazo de Tévez, o el error del defensa mexicano Ricardo Osorio lo que regresó a la realidad; fue la impunidad, el nepotismo, la violencia desbordada que no se cubre ni con todos los goles del mundo.

Fue el propio hermano del Secretario Gómez Mont, Miguel Gómez Mont, Director de FONATUR, quien nos recordó el valor del “nepotismo” y el “charolazo” mexicano cuando impertinente y agresivo en el palco del estadio mundialista, se unió junto con su familia al linchamiento popular que la “soñadora” afición mexicana creía indispensable hacer al Guille Franco (y su familia) por el bien del país.

miguelgomezmontPero mil veces más grave y más triste, es al otro día del partido vs. Argentina prácticamente amanecer con la noticia de que el candidato a Gobernador de un estado (Rodolfo Torre Cantú en Tamaulipas) fue emboscado y ejecutado por un grupo armado.

excelsiorejecucionEs volver a la triste realidad, esa que a pesar de todos los “sueños” impulsados y con los que muchos quisieron evadirla, nunca se fue de allí.

1 comentarios:

Checo dijo...

Saludos

Oye pues muy interesante, aunque en vez de "patriótica" yo diría "patriotera". Y es que mas allá de lo válido que es disfrutar el futbol y apasionarse por que a un equipo le vaya bien, mas aún cuando es el nacional está perfecto; este es justamente el caso de las selecciones y aficiones brasileñas, italianas y francesas.

La esperanza de sus aficiones es elevada porque el futbol de sus selecciones es bueno, y por lo tanto les exigen más. Pero, corrijeme si me equivoco, no es el caso mexicano. ¿Cuál es la finalidad de esperanzarse con algo que no va a ocurrir?

Lorenzo Meyer lo pusó muy bien, no tiene ningún sentido exponerse a otra (obvia) decepción y frustración. Esto me parece muy interesante porque creo que tiene dos aspectos, el primero uno que involucra al público ¿cómo es que la afición mexicana, que por cierto sabe mucho más futbol que yo, cree posible que la selección pueda pasar del 5o partido jugando como jugo los primeros 3 juegos? Como lo veo, sólo un milagro hubiera hecho esto posible.

Y el segundo aspecto, mucho más tenebroso, como bien lo esbozas, la necesidad del gobierno por encubrir la realidad (y la sociedad mexicana dejándo que así ocurra) que nunca se fué.

Mi bronca no es con el futbol, ni con la gente que le gusta y lo sigue, mi bronca es con el autoengaño y la manipulación porque las consecuencias de eso las estamos viviendo diario y el que la selección gane o pierda no tiene ningúna conexión con la realidad.

Un abrazo

Publicar un comentario