LA MALDICIÓN DEL “HAIGA SIDO COMO HAIGA SIDO”

En buena hora dijo Felipe Calderón aquellas palabras referentes a su posible triunfo en las que resultadon ser unas muy polémicas elecciones presidenciales del 2006.

El “haiga sido como haiga sido”  lo marcó y Andrés Manuel López Obrador y la oposición se encargaron de “inmortalizarlo” con esa frase para siempre.

Y es que cuando Felipe Calderón pronunció aquella frase en una entrevista con Denise Maerker pareció de golpe despreciar toda la “ética” política por la que partidos como el suyo habían asegurado luchar por años.

Con esa frase, Calderón pareció mostrar insensibilidad política, avalar todas las torpezas y posibles tropelías de su antecesor, Vicente Fox, y hasta desconocer el propio dictamen del Tribunal Electoral que le dio la victoria.

Hoy, medio sexenio después, en pleno proceso electoral, los partidos sospechan, como casi en todos los sexenios, de cosas como que el Secretario de Gobernación sea imparcial con sus declaraciones o que Calderón baje el precio del gas en Nuevo León.

Pero más grave aún es que en este sexenio haya además un terreno fértil para que la sospecha (honesta o malintencionada) de otras cosas mucho más serias como la lucha vs. el crimen organizado.

El reciente ejemplo de las múltiples detenciones en Michoacán parece demostrarlo. El PRD se ha quejado, afirmando que son acciones electorales y que al gobierno panista de Morelos se le dio un trato distinto

Los ciudadanos difícilmente podemos saber si esto es así o no. Pero lo cierto, es que el antecedente del “haiga sido como haiga sido” más la estrategia electoral del PAN son una peligrosa combinación.

Y es que, al final de cuentas, fue el PAN quien comenzó a meter en este proceso electoral el tema del narcotráfico y de la aceptación popular de la lucha del Gobierno vs. él como armas propagandísticas.

1 comentarios:

Dorys dijo...

Jose dijo...
Lo de las maldiciones es increíble. ¿No os enterásteis de lo que sucede en Salta - Argentina? Un chabal que era Concejal de aquella ciudad había sido esotérico y le armaron una cosa muy fea. Los maldijo con nombre y apellido a los conspiradores. Todos los malditos están cayendo como moscas. Este es un "tutankamón" de Argentina. La noticia la podéis leer en www.saltanoticiassalta.com
o escribid en Google "maldiciones+concejal" y las veréis. Hay que tener mucho cuidado cuando se hace daño injustamente a alguien, uno nunca sabe si el otro es algún esotérico, este había sido de los buenos y se llama Guillermo Capellán. Mejor digo, amigos, os bendigo!!!

14 de agosto de 2009 18:46
Demetrios dijo...
Busqué la página y encontré la noticia del Concejal Esotérico. Es espeluznante la maldición contra el empresario Antonio San Millán quien habría financiado el complot porqu el Concejal Esotérico le quería cobrar los impuestos y a la vez era hermano del Alcalde de Salta. Les dijo: "pagarán con lágrimas de sangre la falsa acusación que me hicieron" y el hijo de 16 años murió inexplicablemente aplastado por mini tractor de cortar cesped. Las maldiciones existen y uno nunca debe dañar a nadie. El Concejal antes que suceda todo anunció por radio y en la prensa escrita lo que iba a pasar... El Concejal se llama Guillermo y hay mucho más en todo eso.
Ahora tenemos: "Las Maldiciones del Concejal Esotérico Guillermo Capellán"

14 de agosto de 2009 19:58
Dorys dijo...
Lo que aún se comenta sobre el Caso de las maldiciones es que quien preparó el complot sería el Abogado Roberto Elio Gareca quien sentía un odio feroz por el concejal esotérico y de esa forma contrató a Rodrigo Chavarría un delincuente juvenil que segun la policia de Salta sería amante de Gareca y lo usó para que denuncie falsamente que el esotérico edil lo había violado. Capellan sentenció: "quien denuncia algo falso eso es un delito, cuando sea mayor vivirá preso", hoy Chavarría es mayor y vive preso. No es casualidad.

Publicar un comentario en la entrada