LOS LIBROS Y LA POLÍTICA


En México la lectura de libros es mínima.

El bajo índice de lectura del mexicano promedio (menos de 3 libros al año, según algunso reportes, de hecho los más optimistas) hace extraño pensar que el escribir y vender libros, sobre todo políticos, sí es un buen negocio.

Y es que la escritura y venta de libros abarca a todo el espectro político, desde Carlos Salinas de Gortari hasta Andrés Manuel López Obrador, pasando por Vicente Fox, Martha Sahagún, Rosario Robles, Manuel Camacho Solís, Manuel Espino, Jorge Castañeda, Cuauhtémoc Cárdenas, etc.

Tal vez tenga que ver con que frecuentemente las figuras de la política mexicana se guardan sus mejores revelaciones (o las inventan) para sus libros.

Allí, bajo la excusa de que son sus memorias y ya sólo están recordando, o tal vez porque ahí sí tienen todo el control de lo que se imprime, suelen decir cosas que no se dignan contestar a los medios.

Así, los ciudadanos nos tenemos que enterar por los periodistas que a su vez tuvieron que ir a comprar su libro, de cosas que los políticos no se atrevieron o se atreven a decirnos de frente y claramente.

Las repisas de los periodistas y políticos se llena así de los "libros de moda", la publicación de tal político sólo para ver a quién le pega o qué dice.

Dichos libros logran usualmente en pocos días estar en la listas de lo más vendido en los Sanborns o las librerías más famosas.

Pero en unos meses o semanas suelen también estar obsoletos. A diferencia de una buena novela, un libro académico o uno de análisis más extenso, estos libros caducan en cuanto los chismes que contienen pasan de moda.

Tal vez, los políticos deberían donarlos a las peluquerías o a los boleros de zapatos urbanos cuando ya haya pasado su momento best seller para que compartan lugar con las revistas del espectáculo o nota roja.

Quizás si a un ciudadano común que no suele leer periódicos lo atraen hacía la política, podría sacarse un poco más de beneficio real de la "libromanía" de nuestra clase política.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada