LUJAMBIO, PARA PRESIDENTE: ¿CON PERMISO DE CALDERÓN?

RESUMEN:

  • Lujambio parece confirmar que va por Los Pinos
  • Ataca a Peña Nieto y quiere colocarse como su "rival"
  • Peña Nieto se "engancha"  y lo hace crecer
  • ¿Calderón ya dio "permiso"a precandidatos del PAN?
Desde hace tiempo se menciona como un posible precandidato por el PAN a la Presidencia de la República. Sin embargo, parece que ahora sí, ya anda en campaña abierta.

Alonso Lujambio, Secretario de Educación Pública, logró obtener un buen despliegue en la agenda mediática, atacando al blanco favorito actual de la clase política: el priísta Gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto.


Peña Nieto, quien parece no ser tan bueno para reaccionar ante las "trampas" que le ponen sus adversarios en materia de opinión pública, se enganchó e hizo crecer más a Lujambio en los medios y por lo mismo también políticamente.

Previamente Peña Nieto ya había mostrado esa debilidad cuando insinúo que Marcelo Ebrard y Andrés Manuel López Obrador habían ido a su estado a "alborotar", frase que Ebrard, con su largo colmillo en materia de comunicación y debates públicos, supo aprovechar a su favor.

En el caso de Lujambio, éste se soltó de repente atacando a Peña Nieto, en un viaje por España al Foro: "México, entre Norte y Sur”, al que se supone iría el mexiquense.

Lujambio acusó a Peña Nieto de rehuir el debate y afirmó que el Gobernador (quien es constantemente calificado como el candidato de Televisa) recurre más bien a “el monólogo del spot” y “la nota pagada”.

"Se ha constituido como el prototipo del monólogo. Sus apariciones se reducen a ambientes controlados. En México urge la deliberación responsable” dijo sobre Peña, afirmando su inasistencia al Foro al que se supone que asistiría.

Peña, como si lo suyo fuera el debate y no, en efecto, la nota controlada de televisión, como se ha comprobado en toda su gestión, cometió un error y abrió la puerta a que Lujambio se colocara de nuevo como su "rival", su "interlocutor".

“Hay impaciencia de algunos por entrar en el terreno del debate, pero a mí sólo me ocupa el gobierno del Estado de México, hoy ese es mi único interés y la tarea que tengo: gobernar el estado hasta el final de la administración. Yo no voy a caer en la impaciencia de otros”, dijo Peña Nieto, fiel al "guión" que ha mantenido en los últimos meses.

Sin embargo, añadió: “Los temas nacionales se resuelven aquí en México, no España”.

Por supuesto, como era obvio, esa frase bastó para que Lujambio retomara el tema y dijera que bueno, que él entonces está dispuesto a debatir aquí, en México, y en cualquier parte.

"Acepto la invitación a discutir en México y en cualquier parte el estado que guarda nuestra democracia y los temas sustantivos de la misma..."

La estrategia de Lujambio era lógica y parece confirmar ya de una vez por todas que sí busca la Presidencia de la República, como tanto se había dicho.


En tanto, Peña Nieto demostró una vez más que el debate e intercambio de posturas no es su fuerte, y sin duda, es una debilidad que podrá ser explotada por todos sus adversarios de aquí al 2012.


Sin embargo, quizás lo más interesante del tema, es ¿apoco entonces el Presidente Calderón ya dio permiso a los "precandidatos" panistas para empezar a "moverse"? ¿No que los tenía muy "controlados"?


Al menos, eso es lo que dio a entender en la entrevista que le realizó Joaquín López Dóriga el 25 de Agosto pasado: "no pueden ser precandidatos, si lo quieren ser tienen que dejar el cargo"

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada