LÓPEZ OBRADOR PROPUSO EN 2005 DAR “MEJORES INSTRUMENTOS” AL EJÉRCITO PARA COMBATIR NARCOTRÁFICO

Públicamente, el entonces precandidato presidencial Andrés Manuel López Obrador propuso abiertamente en el 2005 dotar de “mejores intrumentos” al Ejército para el combate al narcotráfico.

No lo hizo a escondidas ni sólo al Embajador de Estados Unidos,Tony Garza, en enero de 2006 (plática revelada recientemente gracias a un cable de Wikileaks).

Por el contrario, abiertamente en Octubre del 2005 lo expresó así:

 

“Particularmente, en lo que se refiere al combate al narcotráfico, dado que se ha convertido en una seria amenaza a la seguridad interior y exterior del país, consideramos necesario dar mejores instrumentos a las fuerzas armadas en esta misión que se les ha encomendado.

En las actuales condiciones de emergencia, la discusión no es si el Ejército debe o no intervenir…”

La anterior postura fue recogida en las respuestas de López Obrador al cuestionario de  “Diálogos por México”, la iniciativa de Noticieros Televisa en donde algunos académicos e intelectuales le hacían preguntas a varios precandidatos.

La respuesta completa de López Obrador (y de todos los precandidatos) se puede consultar en el libro de “Diálogos por México” publicado y en esta página en línea.

 

¿QUÉ HA OPINADO LÓPEZ OBRADOR YA DURANTE ESTE SEXENIO?


La respuesta es interesante porque ahora en la opinión pública podría permear la impresión de que López Obrador no apoyaría al Ejército luchando vs. el  narco, debido a la oposición que ha tenido a la estrategia del Presidente Calderón sobre el tema.

Posturas de medios e intelectuales de izquierda, que frecuentemente coinciden con López Obrador en varios temas, han sido impulsores de que “el Ejército salga de las calles” o incluso de la legalización de la droga.

Inclusive, el grupo de trabajo de la ONU sobre Desapariciones Forzadas o Involuntarias pidió hace unos días al Gobierno mexicano considerar  "en el corto plazo" la retirada de la fuerzas militares de las operaciones de seguridad pública.

Sin embargo,interesantemente, en este sexenio, López Obrador no había sido ya tan explícito sobre lo que haría en la estrategia de combate al narcotráfico.

Sus críticas al gobierno de Calderón se han basado más en metáforas como la del “garrotazo al avispero”.

”Empezó a actuar con mucho desparpajo, de manera irresponsable, sin saber de lo que se trataba y, de manera irresponsable, le pegó un garrotazo al avispero".

Apenas hace unos días, en su evento en el Auditorio Nacional, en Marzo, ahí sí López Obrador prometió que “gradualmente se retirará el Ejército y la Marina del combate al narcotráfico”.

amlocalderonejercito

¿QUÉ DECÍA CALDERÓN DEL EJÉRCITO EN EL 2005?


Cabe mencionar que Felipe Calderón, por su parte, al responder la misma pregunta que López Obrador en el 2005 también apoyó (tal y como terminó haciéndolo) el uso del Ejército para el combate al narcotráfico e incluso para el patrullaje local.

“¿Estaría usted de acuerdo en involucrar a las Fuerzas Armadas en labores propias de la policía? ¿En qué labores?” se le preguntó en el cuestionario de “Diálogos por México”.

Soy partidario de la participación del Ejército y la Armada en tareas de seguridad pública en casos específicos, en particular en el combate a la delincuencia organizada y en casos de extremo riesgo.

Por otra parte está acreditado que el patrullaje a cargo de las fuerzas armadas tiene gran aceptación social”, decía Calderón.



EN 2006, LA ECONOMÍA OPACÓ ELTEMA DE LA SEGURIDAD. ¿Y EN 2012?

 

Quizás pocos repararon las palabras de López Obrador o Calderón.

Lo cierto es que “mediáticamente” los dos se enfocaron más en la Economía que en la Seguridad. Uno se volcó a prometer ser “El Presidente del Empleo” y el otro a convencernos de que “Por el bien de todos, primero los pobres”.

Eso sí. En su respuesta, López Obrador habló de “condiciones de emergencia” y que más bien debería cuidarse no caer en corrupción y violación a los derechos humanos.

De alguna manera parece que López Obrador está profetizando los problemas que vendrían.

“En las actuales condiciones de emergencia, la discusión no es si el Ejército debe o no intervenir, sino cómo regular y transparentar su intervención para evitar las consecuencias negativas, en términos de corrupción y violación de derechos humanos, que su intervención puede tener.”

Pero hoy, la discusión sigue y ahora ya rumbo al 2012: ¿Debe el Ejército participar en esa tarea como lo ha estado haciendo?

De entrada, recordar y cuestionar las posturas de los políticos debe ayudar a exigirles ideas y estrategias claras en el tema. Algo que poco hemos visto.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada