UNIÓN DE PERIODISTAS ANTE LA VIOLENCIA DEL NARCO: ¿DOS CAMINOS? (#losqueremosvivos)

RESUMEN:

  • Secuestro de 4 periodistas causa impacto
  • Centenas de periodistas marchan en todo el país
  • 2 posturas: unirse para “callar” o para “alzar la voz”
  • Aún hay varias preguntas y es un debate difícil

calderonmedios De alguna manera, parece que la situación podría favorecer también a la agenda que el Presidente Felipe Calderón quería para los medios de comunicación y sus criterios editoriales.

En una semana inédita para la eficacia gubernamental en la lucha vs el narcotráfico, y sobre todo, inédita y llamativa en el sexenio en la lucha vs. el Cártel de Sinaloa, la situación de los medios pasó por un momento clave que parece haber marcado un parte aguas en el periodismo en México y cómo enfrentará ahora los retos y riesgos de la cobertura al crimen organizado.

Periodistas de numerosos medios del país marcharon en la Ciudad de México (pero también en Sonora, Baja California, Michoacán, Chiapas, Veracruz, Nuevo León, Chihuahua y Oaxaca) protestando por los asesinatos y la violencia contra el gremio, en el marco de la “guerra” oficial contra el crimen organizado.

secuestroperiodistasmilenio El detonante, ya se sabe, fue una nueva agresión a periodistas: el lamentable secuestro de cuatro en la zona lagunera del país, que si bien no necesariamente parece haber sido más grave que otras ocasiones (de hecho, todos fueron rescatados o liberados afortunadamente con vida), sí fue evidentemente mucho más llamativo que otros casos (sobre todo por el peso y la reacción de dos de los medios afectados: Televisa y su socio Multimedios – dueño de Milenio TV y Milenio Diario).

El suceso parece haber avivado con gran fuerza el debate de la seguridad para el gremio y delineado (implícita e informalmente aún, quizás) unos primeros signos de unión en el sector, para encontrar acciones comunes que permitan a los periodistas en los medios enfrentar mejor este desafío.

Video tomado del blog ciberperiodismo.blogspot.com

No obstante, aquí se abre una encrucijada importante entre dos vertientes: será esta potencial unión del gremio ¿para “criterios editoriales” de autocensura y protección común, o para, por el contrario, solidaridad y seguimiento a temas comunes que otros ya no puedan tocar?

El debate no es ocioso ya que de hecho refleja las dos grandes posturas que ya han estado a discusión al abordar estos temas en círculos periodísticos, oficiales, algunos medios e incluso en las redes sociales en los meses pasados.

Por un lado, están quienes piensan que la cobertura informativa de los medios sobre el crimen organizado debe cambiar y no reflejar tanta “violencia”; mientras que por el otro, hay quienes dicen que los medios deben unirse y alzar la voz en conjunto supliendo los esfuerzos individuales de los medios locales más vulnerables a la intimidación del crimen.

presidenteautoregulacion El principal ejemplo de quien no está de acuerdo en cómo se ha cubierto en los medios mexicanos el tema de la lucha vs. el narcotráfico es quizás el propio Presidente de la República, Felipe Calderón, quien ha dejado en claro que desde su punto de vista los medios no reflejan lo que está sucediendo en ese terreno y se ha mostrado inconforme con la cobertura.

"Creo que hay que poner en la balanza. Yo algún día sueño poder ver, leer o escuchar en un medio que hay dos partes de la página. En una (...) que estén los hechos o las noticias malas, y en el otro lado de la página, las noticias buenas. Ya sabrá uno ponderar", dijo en ese entonces Calderón.

A su vez, uno de los intelectuales y periodistas que más ha coincidido con el Presidente, en que los medios han generado una “percepción” equivocada de la violencia, es Héctor Aguilar Camín.

El escritor se mostró así, por ejemplo, cuando apareció en mayo en las pantallas del Canal de las Estrellas de Televisa, en una transmisión inusual del programa “Tercer Grado”, que en esa ocasión fue dedicado, insisto, muy inusualmente, casi por completo a él y el mensaje que llevaba, en vez de a diversos temas de coyuntura.

Aguilar Camín hace una propuesta en Tercer Grado

Luego de que los periodistas de Televisa y Milenio que participaban en la mesa discutieran con él, Aguilar Camín propuso:

“Yo creo que sí se reúnen las 2 televisoras… las 2 cadenas o 3 de radio y 3 o 4 periódicos de aquí de la Capital… podrían llegar a un acuerdo relativo de cómo tratar estos asuntos de una manera ordenada y de mejor servicio del público”, lanzó, luego de que Leopoldo Gómez, Vicepresidente de Noticias de Televisa anunciara que Aguilar Camín estaba allí para hacer una propuesta.

En contraste, periodistas como Jorge Zepeda Patterson, Director de El Universal, y el columnista, Miguel Angel Granados Chapa, han expresado también la conveniencia de una unión entre los medios pero no por considerar que la cobertura ha sido inadecuada, sino para solidarizarse con medios afectados por la violencia y continuar con los trabajos incompletos de estos.

La diferencia entre ambas posturas se notó, cuando una semana antes de esa emisión de Tercer Grado, el 4 de mayo, el diario El Universal publicó un Editorial sobre la unión de los medios ante el crimen y Zepeda Patterson fue invitado un día después al programa de ForoTV en Televisa “Agenda Pública”.

Aunque Aguilar Camín no pudo enlazarse vía telefónicamente como estaba previsto por la producción, del programa, sí estuvo Leonardo Kourchenko, Vicepresidente de Información Internacional de Televisa, quien expresó un mensaje parecido, hablando de una unión en donde se acordaran criterios editoriales comunes para evitar ciertas informaciones y tratamientos en estos temas.

zepedapatterson Zepeda Patterson, en cambio, habló más bien de unirse para que el silencio que el crimen organizado podía imponer a medios locales débiles, fuera roto con la cobertura conjunta de medios nacionales sobre los temas de esas zonas y así el ejercicio periodístico y la información continuaran.

En síntesis, parece ser que unos pugnan por una “unión de periodistas” para “callar” y otros por una “unión de periodistas” para “elevar la voz”.

Unos, consideran que habrá más protección si se dejan de tocar ciertos temas o se tratan de otra manera, y otros consideran que habrá más seguridad entre más el gremio logre evitar que se imponga el silencio y ganen las intimidaciones criminales.

Al final, parece que el tema también tiene que ver con la idea de los medios y periodistas sobre su papel social en este asunto y cómo deben reflejar la problemática del crimen organizado y la violencia.

reformanarcomantas Esta parece ser la misma diferencia de criterios que se ve, por ejemplo, en el diario Excélsior, al no publicar imágenes de narcomantas o ejecutados con violencia, con el diario Reforma o la revista Proceso que consideran a veces que esos elementos informativos sí merecen ser difundidos a sus lectores.

Lo cierto, es que tras los recientes sucesos del secuestro de estos cuatro periodistas, hubo ya un grupo periodístico, Milenio, que decidió cambiar su cobertura (y adaptarla un poco más, al parecer, a lo que hace meses pensaban conveniente Calderón y Aguilar Camín para no exponer tanta violencia).

“Sentíamos que teníamos una pantalla brutal en términos de cobertura, no estábamos lucrando con la sangre, no estábamos haciendo sensacionalismo, pero estábamos poniendo el acento en un recuento de violencia, una exposición de violencia que la vamos a mantener pero creo que la podemos presentar de una manera no quiero decir más cuidadosa, pero…”, confesó el subdirector de Milenio Diario, Ciro Gómez Levya así lo afirmó al periodista Mario Campos en una entrevista radiofónica.

Al final, es innegable que el debate y las decisiones no son sencillas y en que este camino aún hay muchas preguntas que responder para el futuro del periodismo mexicano y del país en general:

marcha-periodistas ¿Cómo pueden los medios proteger a los periodistas que cubren estos temas? ¿Está condenado el periodismo a desaparecer en las zonas de mayor control del crimen? ¿Cómo pueden los medios solidarizarse y apoyar a otros afectados por esta temática?

¿Deben los medios entrevistar personas del crimen organizado? ¿Publicar información del crimen organizado (fotos de ejecutados, narcomantas) es ayudarle a los criminales a hacer propaganda? ¿Por el contrario, deben los medios sólo creerle todo al Gobierno y publicar sólo información suya?

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada