EL TAMAÑO DE BELTRONES

Se ha hablado de él durante todo el sexenio. Se ha dicho que tiene mucho poder, que nada pasa en el Senado sin él; incluso, se llegó a decir que era “de facto” un Vicepresidente de la República.

Pero esta semana veremos el verdadero tamaño de Manlio Fabio Beltrones.

El líder de la bancada del PRI en el Senado, atraviesa un momento clave en toda su carrrera política, frente a la decisión de qué hará la bancada priísta con el Presupuesto 2010.

Y es que la decisión que tomen influirá a todo el país, a su partido, al Gobierno y muy probablemente a la sucesión presidencial del 2012.

Tal como en la Cámara de Diputados, el PRI, por su alto número de legisladores, será el fiel de la balanza que incline a un lado o a otro la decisión que tomará la Cámara de Senadores sobre ratificar el Presupuesto aprobado por los Diputados o cambiarlo. Y esa decisión dependerá en mucho de Beltrones personalmente.

En manos del Senado está, pues, el ratificar el impopular aumento al impuesto del IVA o el echarlo para atrás.

Así mismo, los aumentos al ISR, el establecimiento de un impuesto a las telecomunicaciones y el polémico régimen de consolidación fiscal quedan  al destino de lo que se apruebe en el Senado.

Eso hace que el bolsillo de los mexicanos también esté en sus manos. ¿Nos quitarán más dinero por comprar, por trabajar, por consumir ciertos productos o encontrarán otras fuentes de financiamiento, como esfuerzos mayores de austeridad oficial?

Beltrones no está solo en el tema de “revisar” estos impuestos aprobados por la Cámara de Diputados. Cuenta por ejemplo (salvo en el tema de la consolidación fiscal, que si se elimina haría que varios empresarios evitaran pagar impuestos que no pagaron durante algunos años) con Carlos Navarrete, líder de la bancada perredista y actual Presidente del Senado.

A raíz del movimiento #internetnecesario, apoyado por miles de usuarios de Internet en México y que tuvo una notoria atención de los medios, Navarrete se comprometió, por ejemplo, a buscar cambiar el impuesto de 3% a los servicios de telecomunicaciones.

Asimismo, Beltrones podía tal vez contar con Televisa, o al menos no contrar con sus ataques, ya que hay señales claras de que la modificación legal que otorgaría beneficios fiscales a esta empresa en su incursionamiento en el mercado de la telefonía celular, provino del círculo cerano al Senador, probablemente para buscar el apoyo de la televisora.

Más allá de eso, los ejemplos internacionales muestran que otros Gobiernos están buscando “reducir los impuestos” en vez de aumentarlos, ya que lo que se busca es incentivar la economía en crisis y no al revés.

Aun así la decisión del Senado y de Manlio Fabio Beltrones no será nada fácil. Entre otras cosas porque está luchando contra su propio partido.

Gobernadores priístas de varios estados, encabezados entre otros por Enrique Peña Nieto, del Estado de México, fueron quienes impulsaron a sus Diputados a votar por el IVA, porque eso asegurará, en teoría, que les llegue más dinero a ellos.

El punto es que tanto Peña Nieto, que ha sido apoyado claramente por Televisa, como Beltrones estarían buscando la candidatura presidencial del 2012.

De ahí que la candidatura del PRI podría depender en mucho del balance final de esta lucha, que paradójicamente se está jugando en torno al presupuesto de todo un país (con la ciudadanía y el Gobierno Federal panista como espectadores y afectados directos de por medio).

¿Ganará Peña Nieto y los Gobernadores o logrará Beltrones que se apruebe una contrarreforma que antes los ojos de la ciudadanía ”corrija” lo que hizo el Gobierno y los Diputados, otorgándole al Senador una popularidad e impulso vitales para el 2012?

Si esto último sucediera, y la gente percibiera que en el Senado se logró aprobar un Presupuesto más inteligente que sin cargarle la mano a la ciudadanía soluciona los grandes huecos de finanzas, el PRI podría quedar con una imagen muy buena de “responsabilidad” que lo acercaría a recuperar la Presidencia.

No obstante, en ese escenario, sería Beltrones el principal posicionado para la candidatura, por lo que Peña Nieto y otros priístas no estarían muy felices.

Habrá que ver, si el ex Presidente Salinas, quien ha sido cercano a ambos políticos, juega también su papel y es también tan influyente como su leyenda quiere hacer creer.

En todo caso, esto no ha terminado, y aun si el Senado cambiará la Ley, ésta tendría que volver a la Cámara de Diputados en donde los Gobernadores podrían volver a aprobar otra cosa con sus legisladores.

Por eso el PRI, lo que debe estar buscando son acuerdos internos, que les permitan ganar a todos. ¿Se podrá?

Veremos si Manlio Fabio Beltrones hace honor a su fama de colmillo político y de paso ayuda al país a salir del atorón económico y de creatividad que permea en la clase gobernante.

Generalmente, no hay razones optimistas para creer esto de ningún político, pero de vez en cuando se le abre a un político la oportunidad y el incentivo de crecer políticamente haciendo un verdadero bien a la Nación y no con pura demagogia. Y es ahí, donde ellos muestran sus verdaderos tamaños.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada