¿DE DÓNDE VIENE LA REPÚBLICA AMOROSA DE AMLO?

RESUMEN:

  • AMLO propone la “República Amorosa”
  • Desde 2010 habló de fortalecer “valores”
  • En varios puntos coincide con Calderón
  • Temática parece respuesta a la “violencia”

Después de la noticia de que será López Obrador y no Marcelo Ebrard el que se perfila como candidato de la “izquierda”, lo otro que llamó la atención fue la frase del primero de apostar por una “República Amorosa”.

image

 

En redes sociales, por ejemplo, se publicaron una cantidad impresionante de comentarios y chistes sobre el tema, que en efecto, puede sonar cursi, idealista y ambiguo.

image

image

 

A la pregunta de qué significa su “República Amorosa”, López Obrador lo explicó así con Carmen Aristegui.

”He llegado a la conclusión de que la crisis del país, la decadencia, tiene que ver con la falta de bienes materiales, la falta de empleo, sin duda… pero también tiene que ver con la pérdida de valores, culturales, morales, espirituales.”

Luego, López Obrador trató de dar ejemplos de impulso de valores, tales como el destacado regiomontano Alfonso Reyes o el también escritor ruso León Tolstoi.

De Alfonso Reyes habló de su “Cartilla Moral” (texto íntegro en PDF) de la cual aunque dijo no recordar bien el documento pareció recordar que era una especie de “decálogo”.

 

image

 

En realidad, aunque no lo recordó con precisión, son 6 “respetos” de la “moral” los que Alfonso Reyes va explicando en su texto. Enlistados, serían estos:

  1. “El respeto a nuestra persona en cuerpo y alma”
  2. "El respeto a la familia”
  3. “El respeto a la sociedad humana en general y a la sociedad particular en que nos toca vivir”
  4. “El respeto a la patria”
  5. "El respeto a la especie humana"
  6. “El respeto a la naturaleza”

Sin embargo, más de Reyes y Tolstoi, el concepto en general no es tan nuevo y López Obrador ha estado explicando sus bases por lo menos desde hace 2 años, a fines del 2009.

De hecho, en algunos puntos y sorpresivamente, las coincidencias con Felipe Calderón, su rival panista católico en las elecciones del 2006, son asombrosas.

Veamos:

 

LA FELICIDAD Y EL DINERO:

amlofelicidad

 

El 24 de Diciembre del 2009, la “Noche Buena” o día previo a la celebración de la Navidad cristiana, López Obrador compartió esto a sus seguidores en Twitter:

“La felicidad no es acumular bienes materiales ni riquezas sino estar bien con nuestras conciencias y amar profundamente al prójimo.”

Después, en un discurso en el Zócalo a mediados del 2010, López Obrador dijo:

“..se ha elevado a rango supremo el dinero y se ha inducido la creencia de que se puede triunfar a toda costa sin escrúpulos morales de ninguna índole.”

---

En tanto, el Presidente Felipe Calderón, había dicho en una posada navideña con niños en Los Pinos no del 2009, sino del 2007 lo siguiente:

”…que sean felices además en cada momento de su vida, que busquen la felicidad en la vida, que llenen, como he dicho, su corazón de paz, de amor y que lo puedan también dar a los demás”.

Después, en junio del 2009, Calderón afirmó sobre el dinero, en un discurso público:

”Bien dicen que el dinero no da la felicidad, es cierto, el dinero no da la felicidad”.

 

LA FAMILIA Y LA ESPIRITUALIDAD:

También en junio de 2009, el Presidente Felipe Calderón (quien además de ser católico es simpatizante del grupo cristiano “Casa sobre la Roca”, registrado como A.C. y no como A.R.) recibió ciertas críticas por hacer estas declaraciones cuando hablaba sobre el tema de las drogas:

“Los jóvenes que por sus condiciones sociales, familiares, educativas, por falta de oportunidades, tienen pocos asideros trascendentales, que tienen poco en que creer, que no creen en la familia, que no tuvieron; que no creen en la economía o en la escuela, que no creen en Dios porque no lo conocen. Esta falta de asideros trascendentales hace, precisamente, un caldo de cultivo para quienes usan y abusan de este vacío espiritual y existencial de nuestro tiempo”.

image

 

Un año después, a mediados del 2010 en el Zócalo, López Obrador parecía coincidir en mucho pero sin mencionar a Dios, como Calderón:

“...quizá lo más importante de todo sea proponernos transformar a México, buscando alcanzar un ideal moral….es indispensable crear una nueva corriente de pensamiento para fortalecer valores culturales, morales y espirituales.”

“(la familia) se trata de la principal institución de seguridad social del país. En consecuencia, debe evitarse la desintegración familiar, el maltrato entre sus miembros y promover la comunicación, la libertad y el respeto a la diversidad. Alentar la amistad fraterna entre padres e hijos. Tener presente que el niño reconoce a la madre por la sonrisa, y besos recogerá quien siembra besos...

“...Sólo así podremos hacer frente a la mancha negra de individualismo, codicia y odio que se viene extendiendo cada vez más y que nos ha llevado a la degradación progresiva como sociedad y como nación.”

 

image

 

DE LOS “ASIDEROS TRASCENDENTALES” A LA “RESERVA MORAL” DE MÉXICO

Pero si López Obrador no mencionó a Dios y en su entrevista con Aristegui negó que el nombre de su agrupación “Morena” fue diseñado para que la gente pensara en la Virgen de Guadalupe.

 ¿Cuál es, entonces, la fuente en donde él había expresado que se puede encontrar la honestidad y bondad necesarias para esta renovación?

“..a partir de la reserva moral y cultural que existe en las familias y en las comunidades del México profundo y apoyados en la inmensa bondad que hay en nuestro pueblo, debemos emprender la tarea de exaltar y promover valores en lo individual y lo colectivo.”

Ojalá, por supuesto, el “México profundo” al que se refirió aquella vez, no sea el mismo con el que el 27 de julio del 2001 justificó el linchamiento de un hombre en un pueblo de Tlalpan, en la Ciudad de México:

"El caso hay que verlo en lo que es la historia de los pueblos de México, es un asunto que viene de lejos, es la cultura, son las creencias, es la manera comunitaria en que actúan los pueblos originarios... Esto se da en distintos puntos del país desde tiempos remotos; es el México que no termina de irse y es el México profundo... La lección es con las tradiciones del pueblo, con sus creencias, vale más no meterse”.

En todo caso, sus citas a Alfonso Reyes y a los textos de Tolstoi sobre moral parecen más afortunadas que apelar al “México profundo”.

 

amlo3

CONCLUSIÓN Y OPINIÓN:

Interesantemente, la “República Amorosa” de López Obrador, tal como las reflexiones ontológicas de Felipe  Calderón, parecerían, en mi opinión, surgir en parte a partir de la situación actual de violencia en el país.

Cierto es que López Obrador necesita y admite estar tratando de cambiar una imagen negativa, pero parecería haber algo más de fondo y genuino que sólo oportunismo político.

Si López Obrador ya decía en el 2006 que el mayor problema del país era la “corrupción”, en este sexenio y tras recorrer todo el país ha añadido a su concepto que la raíz de eso es el “amor desmedido al dinero” y la “falta de valores”.

Al hablar del tema, López Obrador usó como ejemplo en su entrevista con Aristegui el amor por lo material que puede tener un joven que quiere obtener una “trucka” (así como sucede con los que buscan hacerse sicarios). “Lo que importa es triunfar a toda costa, sin escrúpulos morales.

Paradójicamente, Calderón, quien parece haber impulsado principalmente una solución de fuerza al problema de crimen organizado, parece admitir que también hay un problema social de raíz.

Y también de forma paradójica, López Obrador, quien ha criticado la “estrategia” de Calderón como un detonante de parte de la violencia, admite implícitamente que el problema es mayor que eso.

En el fondo, López Obrador, siempre ha expuesto, eso sí, que en su opinión la raíz de la inseguridad es la falta de oportunidades y la economía que privilegia sólo a unos cuantos.

Ahora, sin embargo, ha extendido su visión y parece ya no pensar que es sólo un asunto económico y de progreso material, sino también de tejido social, de la familia, los valores morales, etc.

Sea como sea, la barbarie en que se encuentra el país, por la violencia desatada por el crimen organizado, parece haber hecho que el “amor” y los “valores” sean tema de discurso público en la política nacional (o hasta de acciones, como las mostradas por Javier Sicilia).

Interesante, por lo sintomático de cómo están las cosas en el 2011.

1 comentarios:

HéTeR dijo...

Muy buen articulo --- te dejo otra imagen de la "república amorosa" http://goo.gl/y0acx

Publicar un comentario en la entrada